Aprende cómo experimentar la plenitud del Espíritu Santo

Experimentar la plenitud del Espíritu Santo es una sensación maravillosa que sólo podemos llegar a obtener llevando una vida de acuerdo a los mandamientos de Dios. Hoy en día, saber lo que es correcto y lo que no para seguir este camino de vida es más sencillo que nunca. Por un lado, está más que claro que la oración es uno de los sustentos principales de este objetivo.

En el dado caso de que no tengamos demasiado conocimiento sobra oraciones al Espíritu Santo, están al alcance de unos pocos clicks sitios como https://www.oracionalespiritusanto.info/ los cuales están especializados en informar a las personas interesadas en conocer toda clase de oraciones dirigidas al Espíritu Santo.

Sin embargo, la oración no lo es todo, también es indispensable enfocar nuestra vida en Jesús, leer diariamente la Sagrada Biblia, ser obediente ante la voluntad de Dios y, por supuesto no ceder ante la tentación del pecado.

La plenitud del Espíritu Santo

Si bien lo antes expuesto es una buena ejemplificación de todo lo concerniente con experimental la plenitud del Espíritu Santo, no lo es todo. Si queremos comprender a profundidad y con todo lujo de detalles lo relacionado con esta filosofía de vida, a través de una visión ampliada, tenemos que concentrarnos en las santas escrituras, específicamente en el evangelio según San Pablo, donde se aborda con mayor amplitud el concepto de “apagar el espíritu”.

¿En qué consiste la idea de apagar el espíritu? Para entenderlo hay que asimilar la diferenciación que hace el apóstol Pablo sobre la carne y el espíritu. En su evangelio abarca que la carne es la persona sin el espíritu; mientras que el espíritu es una persona que ha recibido al Espíritu Santo, siendo el espíritu también parte de la carne.

El detalle está en que, aunque el espíritu tiene el deseo de cumplir la voluntad de Dios, la carne también cuenta con su propia voluntad, y es ésta la que nos arrastra y nos tienta al pecado. Lo que a su vez nos aleja de la posibilidad de experimentar la plenitud del Espíritu Santo.

Oración sobre la plenitud

Hospeda tus dones en mi vida,

lléname con tu plenitud Espíritu Santo,

cada rincón de mi alma.

Y esboza tu aliento,

en las carecias de tus hijos

De infinita existencia. Amén.