La carcoma es en realidad un insecto que se alimenta de la madera. Aunque existen varias especies, la más común es el escarabajo común de los muebles. Se puede obtener información extra en https://www.carcomaguia.com

El daño que causa una infestación se debe en gran parte a las larvas de carcoma, que viven en la madera y la utilizan como fuente de alimento. En el proceso crean extensos túneles muy estrechos. Cuando las larvas alcanzan el tamaño suficiente, se transforman en escarabajos, se aparean y ponen huevos en los túneles que han creado.

Luego mastican su camino para salir en busca de una nueva pieza para colonizar, dejando un distintivo agujero de vuelo (normalmente de sólo un par de milímetros de diámetro) en la superficie de la madera.

Las necesidades de la carcoma

Con respecto a las necesidades de la carcoma, lo primordial que hay que saber es que el entorno natural de los escarabajos barrenadores de la madera es el suelo del bosque, donde se alimentan de árboles muertos y en descomposición. No están adaptados a la vida en edificios y sólo pueden sobrevivir en interiores cuando las condiciones son particularmente favorables para ellos.

Como la mayoría de los organismos vivos, la carcoma necesita un número de factores esenciales para vivir. Estos son: comida, oxígeno, agua y un lugar de hospedaje adecuado. La madera de los edificios proporciona ese lugar de acogida. Además, hay mucho oxígeno.  Sin embargo, el sustento y el agua son más limitados en una casa sana.

Alimentación

La fuente de alimento de las larvas es el almidón de la madera. Este almidón sólo está presente en la parte exterior del árbol, conocida como la albura. Los marcos estructurales de madera que históricamente se encuentran en los edificios fueron tomados principalmente del núcleo central, conocido como el duramen, que no contiene almidón, por lo que las larvas no pueden alimentarse de él.

Dicho esto, el proceso de convertir un tronco redondo en una viga cuadrada a menudo deja albura en las esquinas. Por lo tanto, es común ver los bordes comidos de las maderas en una casa vieja, pero esto no tiene ningún efecto en su fuerza.

La madera que se ajusta a las necesidades de la carcoma y se ve seriamente comprometida por el ataque de la misma suele ser madera moderna (que a menudo es de peor calidad y contiene una mayor proporción de albura) que se ha incorporado al edificio en una fecha posterior. Esto podría incluir tablas de piso o vigas si se ha vuelto a techar.