La depresión es una condición en la cual los individuos que la padecen tienen una sensación de infelicidad, melancolía, tristeza, abatimiento o de sentirse derrumbados en general.

Se trata de algo bastante común en los seres humanos, hasta el punto de que todas las personas experimentan algún grado de depresión en algún momento de sus vidas. Aunque esto tiende a durar sólo un breve periodo de tiempo.

La depresión clínica

Por su parte, la depresión clínica ya es algo más grave y complejo. Se trata de un trastorno anímico en el cual los ya mencionados sentimientos de melancolía, frustración o ira afectan el día a día del paciente durante un tiempo considerablemente largo, como pueden ser semanas o meses.

Aspectos a considerar

Un tema que se debe de tomar muy en cuenta con respecto a la depresión es que puede afectar a personas de cualquier edad, pero es más frecuente en adultos, adultos mayores y adolescentes.

Síntomas

Son muchos los síntomas de la depresión, pero entre los más notables se pueden mencionar los siguientes:

  • Insomnio o somnolencia excesiva.
  • Irritabilidad la mayor parte del tiempo.
  • Falta de energía y agotamiento.
  • Sensación de ser inútil.
  • Odio hacía sí mismo.
  • Sentimientos de culpa.
  • Problemas de concentración.
  • Movimientos parsimoniosos al realizar las actividades diarias.
  • Sensación de abandono y desesperanza.
  • Abandono de actividades que en el pasado causaban placer, inclusive la tenencia de relaciones sexuales.